< Volver

Cómo evitar las colas en el aeropuerto

Llegar a un aeropuerto y encontrar cola. ¡Un clásico! Parece prácticamente imposible evitar las colas en el mostrador de facturación, en los controles de seguridad, en las cafeterías, en el embarque… Y cuando hablamos de fechas muy señaladas, el drama todavía se acentúa. Pero hay maneras de evitar las colas en los aeropuertos. Son pequeñas acciones que te pueden ayudar a sortear esas colas molestas que ponen a prueba tu paciencia y pueden llegar a dar la sensación de pérdida absoluta de tu tiempo. Te damos algunas recomendaciones que seguro que te ayudarán. 

Equipaje, el justo 
Si tu viaje es laboral o de negocios, seguramente estarás acostumbrado al check online. Bien, hecho, es un primer paso muy importante. Si no lo practicas, te lo recomendamos encarecidamente. Te ahorrarás esperas quilométricas, especialmente en horas de mucha afluencia de pasajeros, en los mostradores de la compañía con la que vueles. Debes de tener en cuenta que la falta de personal de tierra de las aerolíneas a menudo genera más esperas. Por lo que la opción de llevar tu billete cómodamente en tu móvil o impreso te dará un respiro a ese primer bache. 

Tanto si tu viaje es de negocios como vacacional, intenta siempre evitar la facturación de equipaje. Te saltarás la cola del mostrador de facturación, por un lado, y la cola de recogida de equipajes, por otro. 

Ser previsor no siempre sale a cuenta
Puedes llegar a pensar: ‘Voy antes al aeropuerto y así me ahorro las colas de última hora’.  Sí, podría llegar a ser cierto, pero está comprobado que la gente tiende a llegar al aeropuerto mucho antes de lo que debería. Como consecuencia de esta práctica, muy a menudo se forman largas colas para vuelos que salen dos o tres horas más tarde. En resumen: que ni hay que llegar muchísimo antes de tu vuelo (no aplicar la norma del ‘por si acaso’) ni hay que llegar cuando por megafonía suena el last call de tu vuelo y tienes que hacer los 200 metros obstáculos por la terminal. 

Recuerda que en vuelos nacionales la recomendación es llegar al aeropuerto una hora antes, aproximadamente; en los vuelos internacionales, la previsión aumenta hasta la hora y media. Dicho de otra manera: no por mucho madrugar, amanece más temprano.  

El estado del tráfico y de tu vuelo
Los aeropuertos, en general, no suelen estar al lado de casa. Y, a veces, para llegar a ellos ya tienes que superar una serie de retos de tráfico y de logística diversa. En primer lugar, antes de salir de casa, infórmate del estado de tu vuelo. No sería el primer caso de pasajero que llega al aeropuerto y descubre que su vuelo se ha cancelado o que lleva un retraso considerable. Las páginas web de los aeropuertos y/o de la compañía con la que viajes son una fuente de información muy fiable, así como los avisos a través de las aplicaciones en el móvil de las compañías. Un consejo en caso de cancelación: realiza la gestión por teléfono o por Internet en lugar de hacer horas de cola en un mostrador de la compañía. Es mucho más cómodo y rápido, y sobre todo menos estresante. 

Si hasta aquí todo es correcto y normal, ya puedes dirigirte al aeropuerto para coger tu vuelo. Para llegar hasta allí, chequea en estado del tráfico, si vas en vehículo privado o en taxi, o la red de transporte público. Si puedes evitar las horas de máxima afluencia, te ahorrarás tiempo de llegada y atascos innecesarios. Si eliges la opción de aparc&Go, tendrás la seguridad que el proceso de llegada, aparcamiento y desplazamiento hasta la terminal tiene la puntualidad suiza garantizada. 

Apuesta por la flexibilidad
Sí tienes la opción de flexibilizar tus días de viaje, hazlo sin dudar. Como en las carreteras en las operaciones salida y retorno, en los aeropuertos hay días especialmente complicados, con mucho movimiento de pasajeros (vacaciones de Navidad y de verano, puentes, fiestas en otros países…). Si puedes sortear esos días, será un paso decisivo para ahorrar tiempo y evitar colas innecesarias. A pesar de ello, hay veces que no podremos tener fechas flexibles (por cuestiones de trabajo, familiares, etcétera): entonces tocará armarse de paciencia y intentar soportar las esperas con el mejor humor posible. 

La opción ‘premium’  
Denominamos opción ‘premium’ a los servicios que ofrecen algunas aerolíneas a sus viajeros: pagando un suplemento puedes conseguir accesos prioritarios, o bien aumentando de clase tu vuelo o bien obteniendo un pase especial (el llamado carril rápido) a la hora de embarcar o de pasar el control de seguridad. Si bien es una opción que está condicionada al poder adquisitivo de cada bolsillo, no está de mas sopesarla a la hora de evitar colas innecesarias. Hazte la pregunta: ¿Estaría dispuesto o dispuesta a pagar un poco más para ahorrarme 30-40 minutos de cola (por poner un ejemplo bastante común)? Piénsalo, quizás te compensa. 

El temido control de seguridad
Desde hace ya unos cuantos años, los controles de seguridad se han endurecido en los aeropuertos. ¿Recuerdas los atentados de los Estados Unidos de 2001? Ahí empezó todo. Sea como sea, los controles están ahí y son necesarios para garantizar nuestra seguridad. Dicho esto, un consejo muy sensato y en el cual a menudo podemos no pensar. Es recomendable evitar cualquier tipo de elemento que, en un control de seguridad, pueda darnos problemas y, sobre todo, pueda hacernos perder tiempo, por ejemplo, cinturones u otros objetos metálicos. El hecho de sacarlos y volverlos a ponérnoslos nos generará pérdida de tiempo y estrés. Evidentemente, si ya has comprobado previamente que todo lo que llevas en el equipaje de mano es susceptible de subir al avión, optimizarás el tiempo de paso. 

Y otro consejo: ten a mano toda la documentación necesaria para hacer el paso más acelerado. 

Con todo lo que te hemos explicado puedes llegar a ganar bastante tiempo a la hora de desplazarte al aeropuerto y hacer todas las gestiones internas para llegar puntual y tranquilo/a a tu vuelo. Aun así, habrá días y momentos en los que las colas serán absolutamente imprevisibles. Ante ellas, paciencia y buen humor.

Descuento del 6% sólo reservando desde App